La frecuencia con la que ocurre incontinencia urinaria esta aumentando en el mundo debido a que la expectativa de vida también está aumentando. Entre mas años logramos vivir, tendremos también que lidiar con padecimientos crónicos muchas veces asociados al simple hecho de envejecer. Sin embargo por asociarse al envejecimiento  no deben considerarse como normales o usuales. Por el contrario la incontinencia urinaria es una enfermedad que afecta el diario vivir y que obliga a las personas que la padecen a adoptar medidas para sobrellevarla.

 

Se sabe que la incontinencia urinaria en cerca de la mitad de las personas que la sufren  puede empeorar con el tiempo volviéndose mas severa en cuanto a cantidad de escape.   El no tratar una incontinencia urinaria  se puede asociar a varios problemas a saber:

 

-Cambios en la piel genital

Los pacientes que padecen incontinencia urinaria crónica tienen mayor probabilidad de  tener cambios inflamatorios en la piel genital lo que se conoce como dermatitis.  La severidad de estos cambios esta íntimamente ligada al grado de escape que la persona presenta

 

-Riesgo de infecciones urinarias

Se ha reportado que las mujeres y hombres con incontinencia urinaria son mas propensos a presentar infecciones urinarias y el cambio que genera en el ambiente genital normal el hecho de tener incontinencia produce un cambio en la flora bacteriana genital normal llegando bacterias mas agresivas que producen infección

 

-Riesgo de fracturas

Los pacientes con incontinencia urinaria que tienen que levantarse en la noche a orinar tienen mayor riesgo de caer y de presentar fracturas aumentándose el riesgo de morir por ellas

 

-Depresión

Los pacientes con incontinencia urinaria crónica tienen mayor riesgo de sufrir trastornos de ansiedad y depresión  cuando se compara con pacientes sin incontinencia urinaria.