Primero, quiero explicarte que a hacer actividad física y ejercicio, son dos cosas muy diferentes. Actividad física es cualquier movimiento corporal de los músculos esqueléticos, que dan como resultado un gasto energético. Ejemplo de esto es trabajar, sentarse, parase, subir escaleras, bailar, caminar. Tú eres activo físicamente si en el día alcanzas a caminar entre 10.000 y 12.000 pasos. Los puedes medir con un podómetro o con algunas aplicaciones en tu celular.

El ejercicio, es la actividad fascia planeada, donde tú mides el tiempo, la frecuencia y la intensidad del ejercicio, y tienes un objetivo de mejorar uno o varios componentes de la aptitud física. Ejemplo de esto pueden ser ejercicios de resistencia, fuerza, velocidad o flexibilidad. Una persona debería realizar ejercicio durante 30 minutos, 5 veces a la semana, hasta completar 150 minutos semanales. Sin embargo, se ve un mayor beneficio cuando se completan 300 minutos semanales. Para realizar ejercicio debes buscar el apoyo de un entrenador o coach que te ayude a alcanzar los objetivos individuales.

Te recomiendo iniciar revisando cómo es tu actividad física. Mira si tienes actividades sedentarias y cámbialas por actividades físicas moderadas, a continuación, te doy unos ejemplos de ellas.

 

De acuerdo a lo anterior, podemos concluir que hacer actividad física y/o ejercicio es una disposición personal y escoger el mejor momento para realizarlo es una decisión estrechamente relacionada a cómo nos sentimos, al tiempo que tengamos y a cómo nuestro cuerpo se adapta a cada actividad. Lo importante es hacerlo para obtener todos los beneficios que la actividad física y el ejercicio nos ofrecen.

Ten en cuenta estas recomendaciones, para evitar accidentes por la incontinencia, cuando realizas actividad física y ejercicio:

  1. Evita tomar agua o bebidas 2 horas antes de realizar ejercicio.
  2. Ve al baño antes de salir de la casa o de iniciar la rutina de ejercicio.
  3. Usa protectores, esto te dará más seguridad y confianza.
  4. Te debes hidratar mientras realizas ejercicio, pero toma sorbos pequeños y evita un volumen alto de líquidos. Es mejor que tomes agua o bebidas hidratantes cuando llegues a la casa.
  5. Evita tomar o comer alimentos que aumenten la diuresis (secreción de orina), es decir, las ganas de ir al baño antes de salir a ejercitarte, como bebidas a base de piña, diente de león, ortiga, flor de Jamaica, frutas como la patilla, piña, mandarina, naranja o limón.

 

Claudia Angarita - Nutricionista