Hay sustancias y medicamentos que pueden aumentar la frecuencia urinaria e incluso producir incontinencia. Por ejemplo, algunos antihipertensivos pueden provocar que los músculos de los esfínteres se contraigan o se relajen demasiado, los medicamentos para la gripa (específicamente los que contienen pseudoefedrina o los antihistamínicos), los medicamentos para dormir, los relajantes musculares, los diuréticos, las bebidas que contienen cafeína, como el café, té, chocolate y las gaseosas, o el alcohol, entre otros.

En ciertos casos, es inevitable tener que tomar estos medicamentos por las enfermedades de base que la persona pueda tener.

En primer lugar, debe consultar al médico para saber si fuera posible cambiarlos por otros que traten su patología pero que causen menos incontinencia. Por ejemplo, cambiar de anti hipertensivo, cambiar el tipo de anti depresivo por uno que no aumente la incontinencia (por ejemplo, la Amitriptilina aumenta la incontinencia así que podría mirarse con el psiquiatra la opción de cambiarlo por otro que no la aumente) , si tiene gripa, no consumir pseudoefedrina sino otros medicamentos que no contengan este compuesto, etc.

Si no hay forma de cambiar los medicamentos, consultar con su médico si fuera posible cambiar el horario para tomarlo, preferiblemente en la mañana y no en la tarde o noche.

Ahora bien, en cuanto a los alimentos que aumentan la incontinencia como bebidas con cafeína, se debe disminuir su ingesta al máximo y hay que suspender por completo el cigarrillo (porque entre otras, éste aumenta el riesgo de cáncer de vejiga).

También restringir los líquidos que se toman en la tarde (tratar de consumir los líquidos en las mañanas e ir disminuyéndolos en la tarde) y no consumir ningún líquido después de las 7 u 8 de la noche.