Personalmente no me gusta satanizar ningún alimento, creo que, si su consumo se hace en una cantidad moderada, trae beneficios importantes para la salud del individuo. La leche, aun no siendo un alimento completo, tiene buenas cualidades nutricionales, pero puede ser sustituida por otros alimentos de la dieta, sin embargo, aumentaría el riesgo de deficiencia de algún nutriente y más concretamente de calcio.

La leche de vaca es sin duda la leche de mayor consumo en el mundo. En el mercado actualmente encontramos pasteurizada o utrapasteurizada que hace referencia específicamente al método utilizado para eliminar gérmenes contaminantes que pueden tener un carácter patógeno para el hombre.

Cuando se transforma el estado físico de la leche, podemos hablar de leche líquida, evaporada, condensada o en polvo. Por otro lado, podemos encontrar diferentes tipos de leche teniendo en cuenta su contenido nutricional. En este sentido, hablamos de leche entera (contiene todos los nutrientes), semidescremada (contiene menor cantidad de grasa y de vitaminas liposolubles), descremada (no contiene grasa), enriquecida (con adición de vitaminas y minerales) y deslactosada (no contiene lactosa).

A continuación, les muestro una tabla con el aporte nutricional de los diferentes tipos de leche:

Grupo / Alimento

100 gr de

alimentos

Calorías

Proteínas (g)

Grasa Total (g)

Carbohidratos totales (g)

Calcio (mg)

Leche de vaca, líquida

 

 

 

 

 

 

Entera cruda

100

60

3,4

3,3

4,6

120

Entera hervida

100

60

3,4

3,3

4,6

120

Entera pasteurizada

100

61

3,3

3,3

4,7

119

Baja grasa 2%, con adición de Vit. A

100

50

3,3

1,9

4,8

122

Baja en grasa 1%, con

adición de Vit. A

100

42

3,3

1,1

4,8

123

Descremada pasterizada, con

adición de Vit. A

100

35

3,4

0,2

4,9

123

Baja en grasa 2%, con adición de

sólido de leche no grasos y Vit. A

100

51

3,5

1,9

5

128

Baja en grasa 2%, fortificada con

proteína, con adición de Vit. A

100

56

4

2,0

5,5

143

Analizando la tabla anterior, puedo describir que el valor energético depende del contenido de grasa que contenga la leche. El aporte de proteína es alrededor del 3,5% y en términos generales se puede decir, que son de alto valor nutricional porque contiene aminoácidos esenciales que el cuerpo humano no es capaz de formar. En cuanto al aporte de grasas, se considera que aporta una gran variedad de ácidos grasos que pueden traer beneficios a la salud del hombre, si se consumen en cantidades adecuadas. El principal hidrato de carbono que tiene la leche es la lactosa, siendo su función netamente energética.

Quiero resaltar de la leche de vaca que es rica en calcio, ya que una porción de leche (250 ml) puede aportar el 30% de los requerimientos diarios de este mineral. También aporta vitaminas liposolubles (A, D, E, K) e hidrosolubles como tiamina, riboflavina y niacina.

Las diferentes guías de alimentación basadas en alimentos saludables, recomiendan el consumo de leche y derivados diariamente. A continuación, se describe lo que recomiendan las diferentes guías de los diferentes países en Latinoamérica para la población adulta:

País

Porción

Consumo/día

Recomendación

Argentina

Leche: 1 taza (250 ml)

2 porciones al día

Se puede reemplazar por 1 vaso de yogur. 3 tajadas de queso, 6 cucharadas soperas de queso untable entero, 3 cucharadas de queso de rallar.

Colombia

Leche de vaca líquida entera pasteurizada (200 ml) 1 vaso mediano

2 porciones / día

Consumir lácteos diariamente. Se puede reemplazar por Leche de vaca en polvo entera (27g) 6 cucharadas soperas rasas, Leche de vaca entera cruda (200 ml) 1 vaso mediano.

Chile

Leche: 1 taza (250 ml)

3 porciones /día

Preferiblemente bajo en grasas. Es necesario para aumentar los depósitos de calcio.

Perú

Leche: 1 taza (250 ml)

diario

Como bebida o combinada con otros alimentos

Venezuela

No especifica

Es suficiente ingerir los alimentos de origen animal, en cantidades moderadas

La leche proporciona nutrientes esenciales para niños, adolescentes, embarazadas, madres que lactan y ancianos; no es indispensable para adultos, quienes pueden sustituirla por otros alimentos como huevo, pescado y granos.

 

En personas intolerantes al hidrato de carbono de la leche (lactosa), se recomienda consumir leches deslactosadas, y las intolerantes a la proteína de la leche, se sugiere eliminar los lácteos de la dieta y buscar alimentos que aporten los nutrientes contenidos en la leche como las proteínas, vitaminas y minerales para evitar las deficiencias.

En conclusión, el consumo adecuado de leche y derivados, dentro de una alimentación saludable tiene beneficios para la salud, por lo tanto, es inocente. Sin embargo, cuando es consumido por el hombre en cantidades superiores a las recomendadas, puede ser un factor de riesgo (entre muchos otros) de padecer algunas enfermedades.