• La incontinencia, ocurre normalmente con el paso de los años.

FALSO Con el envejecimiento, la vejiga disminuye la cantidad de orina que puede retener, ello obliga a ir más seguido a orinar., pero no significa que haya que padecer incontinencia urinaria.

• Algunas veces cuando toso o me río, se me escapa orina, no hay que darle mayor importancia, es normal.

FALSO Cualquier pérdida de orina es anormal y debe ser consultada para su correcta valoración y tratamiento. La incontinencia de orina ocupa el puesto número cinco dentro las enfermedades que afectan negativamente la calidad de vida de los pacientes, según la escala del Nottingham Health Profile.
Se sabe que aproximadamente el 39% de las mujeres que consultan por incontinencia de orina, refieren que ésta ha perjudicado su sexualidad y su vida en general.

• Es un problema común.

VERDADERO Aproximadamente el 30% de las mujeres padecen incontinencia de orina, aunque la gran mayoría de ellas no consultan, ya sea por pudor o vergüenza. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la incontinencia de orina una enfermedad, debido a que es frecuente y repercute en la calidad de vida.

• Eres muy joven… no puedes tener incontinencia

FALSO El 5% de las mujeres menores de 45 años y laboralmente activas sufren pérdidas de orina. Como se trata de una patología ligada al debilitamiento del suelo pélvico, ciertas situaciones como la obesidad, el estreñimiento o el parto, pueden facilitar su aparición. Es más frecuente con el correr de los años, pero como ya dijimos no es una consecuencia obligada, como tampoco el ser joven nos protege en forma absoluta de tenerla.

• Es una enfermedad de las mujeres.

FALSO Si bien es cierto que es más frecuente en las mujeres, aproximadamente un 15 % de los hombres mayores de 65 años la padecen.

• Solamente se soluciona con cirugía.

FALSO No hay un solo tratamiento. Existen diferentes tratamientos que pueden revertir o mejorar la incontinencia. No se trata de una única solución, cada persona requiere un tratamiento diferente en función del diagnóstico, ya que son muchos y muy diversos los factores que pueden causarla.


Comenzar a hablar de la Incontinencia de orina, saber que ocurre frecuentemente y que hay diferentes opciones terapéuticas, quizás sea el inicio del camino para una vida plena.
El primer paso es reconocer que tenemos un problema, el segundo es buscar ayuda y encontrar las soluciones más adecuadas para cada caso.

Te invitamos a conocer los productos Plenitud diseñados para todos los niveles de pérdidas de orina. Encuentra el tuyo y sigue siendo tan activo como siempre.