Para mi, esta es una actitud explicable: a la gran mayoría de los humanos nos interesa que la gente que queremos esté bien, sufra lo menos posible, tenga éxito en lo que se propone, disfrute su historia y haga las cosas como juzgamos que deberían hacerse. Usualmente creemos tener la respuesta ideal sobre lo que les conviene o no a los demás para lograr un estado de bienestar y muchas veces suponemos conocer la fórmula que hará posible que los otros lleven su vida de manera tal que logren la felicidad. La pregunta por hacer es, entonces: ¿conocemos la nuestra?

 

Este blog, que a partir de hoy comienza a ser parte del sitio web de Plenitud, es un espacio para explorar esta realidad: nuestra vida, su vida, su estilo de vida. ¿Qué quiere a partir de ahora? ¿Qué hacer para que sea más satisfactoria y grata? ¿Qué fórmula o fórmulas aplicar para que su estilo de vida y el de sus seres amados sea más feliz, divertido, saludable, etc.? Preguntas trascendentales e importantes como estas surgirán acá y de seguro buscaremos respuestas útiles y válidas. Esto, de ninguna manera, implica que los temas que abordaremos vayan a ser densos, oscuros, aburridores, como si estuvieran diseñados para que no vuelva por acá. Todo lo contrario: queremos que usted se acerque a este espacio, que lo lea y encuentre en él un lugar con ideas, reflexiones, planes, propuestas e invitaciones a disfrutar más de su estilo de vida o a modificarlo y mejorarlo. El blog es un sitio dinámico, en construcción, vivo –como usted– y esperamos que se convierta en uno de sus lugares de lectura favoritos.

 

A medida que vayamos dándole cuerpo a esta idea, juntos, iremos encontrando lugares comunes que nos permitirán disfrutar lo que la vida vaya sirviéndonos. Si queremos, podemos aprender de las experiencias de los otros. Parte de la clave para lograrlo está en compartir lo que nos mueve, lo que nos impulsa, lo que genera energía y ganas de seguir adelante. Cada uno de nosotros tiene gustos diversos y maneras particulares de afrontar y disfrutar la existencia; para mi, por ejemplo –que tendré el gusto y la responsabilidad de elaborar esta columna– este blog es un territorio magnífico para ejercer uno de mis pasatiempos favoritos: escribir. Para otros, el "secreto de la felicidad" está en la jardinería, en montar en bicicleta, en leer, en salir al cine, en ir de pesca, en caminar, en escalar rocas, en bailar, en jugar al tenis y en otras muchas actividades más que benefician nuestro espíritu, cuerpo y vida en comunidad. De estos temas hablaremos y de más.

 

¡Bienvenidos, pues, vividor@s! El objetivo de este, su blog, no es decirle cómo vivir su vida sino motivarl@ para que lo haga con plenitud.