Las señales de disminución de la virilidad resultantes de la caída de la función testicular como disminución de la libido y del vigor físico pueden ser equivalente a la menopausia en la mujer.


La testosterona es una hormona esteroidea secretada por el testículo, esta es la responsable del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios en el hombre y en aumentar la masa muscular; existe una reducción en los niveles de testosterona con la edad.


La disfunción eréctil aumenta con la edad, pero la caída de la actividad sexual de los hombres después de los 50 años todavía no está bien aclarada.


En esta etapa se presentan disminución de las erecciones nocturnas, de la sensibilidad peniana y de la testosterona de la sangre. La disfunción eréctil que se observan en los varones puede ser debido a lo anterior o al envejecimiento y a las alteraciones hormonales.


Los síntomas resultantes de la caída de los andrógenos (testosterona) son la fatiga (física y mental), perdida de la energía , caída del pelo, pérdida de masa muscular, depresión y disminución de la libido.