El alcohol, es una droga adictiva, es la causa de más de 60 enfermedades incluyendo lesiones, trastornos mentales y de comportamiento, afecciones gastrointestinales, enfermedades cardiovasculares, pulmonares y urinarios, entre muchas otras más. 

Como lo he comentado en varias ocasiones, en la incontinencia no se recomienda restricción de líquidos para controlarla, pero sí es importante conocer que tipos de líquidos consumes, ya que algunas bebidas pueden contribuir a incrementar la incontinencia urinaria, entre estas tenemos: 

  • Bebidas alcohólicas, incluyendo vino y cerveza.
  • Bebidas carbonatadas.
  • Bebidas con cafeína.
  • Té.
  • Jugos cítricos.
  • Alimentos con alto contenido de azúcar.

En esta época navideña, es muy usual que el uso de estas bebidas y alimentos se incrementen. La navidad es una época de cenas, almuerzos y se puede pensar que es muy difícil optar por una alimentación y una “navidad sana”, ya que son muchas preparaciones, recetas, postres y bebidas que podemos tomar en esta época del año. 

Con el consumo excesivo de bebidas alcohólicas pueden aparecer síntomas muy incomodos por una intoxicación etílica. Esta intoxicación, lleva a una pérdida excesiva de líquidos, por lo tanto se incrementará la incontinencia, esto puede llevar a una deshidratación, y si no reponemos la cantidad de agua que nuestro cuerpo pierde, nos lleva a lo que conocemos como “guayabo” o “resaca”, que no es sino una agrupación de síntomas como dolor de cabeza, palidez, diarrea, vómito, entre otras. 

En este sentido es mejor decir: “no gracias, no consumo bebidas alcohólicas”. Pero, si te excediste, recuerda tomar líquidos en abundancia, comer muchas frutas y verduras que repongan líquido a nuestro cuerpo y de esta forma podemos eliminar prontamente los diferentes residuos del alcohol.

Recuerda que el alcohol es muy malo para la salud, no solo para la incontinencia, si bebemos en exceso, puede aparecer lo que se conoce como hígado graso, niveles altos de grasa en la sangre (dislipidemia), diabetes y enfermedad cardiovascular.

Si en esta época decides tomar, debes hacerlo en pequeñas cantidades como por ejemplo: 1 copa de vino, 2 – 3 onzas de wiskey, vodka o ron, una cerveza. También, evita mezclar las bebidas alcohólicas con bebidas con azúcar, porque esto favorecerá la deshidratación y la incontinencia.

Existen unas recomendaciones que debes tener en cuenta cuando tomas bebidas alcohólicas, especialmente en esta época: 

  • Las bebidas alcohólicas deberán ser adquiridas en establecimientos y comercializadoras confiables. 
  • Verifica que las etiquetas y sellos de las bebidas alcohólicas estén en buen estado, sin rasguños, enmendaduras, sobre escrituras o impresiones defectuosas.
  • Observa que el licor no  presente sedimentos o partículas en suspensión.
  • El rótulo de las bebidas alcohólicas deberá contener:
  • Nombre del producto
  • Nombre  y ubicación del fabricante
  • Grados alcoholimétricos
  • Contenido 
  • Registro Sanitario
  • Leyendas obligatorias:“EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD” y “PROHÍBASE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD”.
  • Después de consumir bebidas alcohólicas rompa las etiquetas de los envases para evitar que estos sea usados nuevamente.

Por último, escoge los pañales Plenitud que mejor se adapten a tus necesidades, para poder consumir las bebidas alcohólicas sin ningún temor. Recuerda, ingerir bebidas alcohólicas en nocivo para la salud.