Se llama benigna debido a que no es canceroso, y la hiperplasia es el término médico para un aumento en el número de células en un tejido o un órgano. Es una condición benigna que no conduce al cáncer de próstata, aunque los dos problemas pueden coexistir. Pero en algunos hombres, la enfermedad progresa y los síntomas se intensifican de forma constante, año tras año. En casos extremos, la próstata, normalmente del tamaño de una nuez, puede crecer tan grande como una naranja.

Existen diferentes factores involucrados en el desarrollo de HPB como el sobrepeso, laobesidad, el sedentarismo , la diabetes y la historia familiar de crecimiento prostático. Hacer ejercicio puede disminuir el riesgo de problemas de próstata a la mitad o menos.   De los países del mundo donde existe menos problemas de próstata son los países orientales. Claramente se ha asociado un factor en la dieta y alto consumo de derivados de soya y licopenos como factores preventivos no solo del crecimiento prostático sino también del Cáncer de la próstata. Los síntomas principales del crecimiento de la próstata son chorro urinario débil, pujo para orinar, dificultad para empezar a orinar, levantarse en la noche a orinar, infecciones de la orina, sangre en la orina, entre otros.  La mejor forma para evaluar los síntomas urinarios es consultar al urólogo y realizar una escala llamada el IPPS delinglés internacional prostate symptom score o escala internacional de síntomas de próstata.

Esta escale mide la severidad de los síntomas y nos ayuda a determinar la respuesta a los diferentes tratamientos. Debe ser complementado el examen de la persona realizando también un examen rectal el cual tiene un doble propósito. El primero, descartar cáncer de la próstata al encontrar cambios de consistencia o nódulos en la próstata y el segundo tener una medida subjetiva de que tan grande es la próstata. 

Posteriormente se realizan una prueba de sangre llamada el antígeno prostático, y finalmente una prueba de orina.  Si estos exámenes salen bien y la persona tiene molestia para orinar, se puede beneficiar de un tratamiento con medicación que busque relajar la próstata para poder ornar mejor o inclusive disminuir su tamaño. Si los síntomas son severos o la persona no mejora o no desea tomar medicación  la cirugía de la próstata es la mejor opción.   

Cómo saber si necesito una intervención de la próstata Si mis síntomas urinarios son severos, si no hay respuesta adecuada con medicaciones o si eventualmente  presenta sangrado en la orina, infecciones de orina, formación de piedras en la vejiga o retención de orina ( imposibilidad para orinar) estas pueden ser indicaciones de necesidad de tratamiento  con cirugía para la HPB 

La cirugía  para la HPB es la misma que para el cáncer de la próstata? No. La cirugía próstata para la HPB es una cirugía en la cual se retira la porción de la próstata que obstruye para orinar únicamente. No se retira toda la próstata como si ocurre en el caso del cáncer de la próstata. Se puede hacer por via endoscópica o si la próstata es muy grande se puede reailzar por cirugía abierta.  En resumen, la próstata es una glandula necesaria para la procreación pero que en la edad adulta genera problemas tanto por su crecimiento como por el riesgo de desarrollar cáncer. Es importante consulta al urólogo para definir el riesgo de estas condiciones.