En cuanto al uso de piscinas, baños turcos, saunas o jacuzzi, las personas con incontinencia urinaria no van a tener mayor problema por la condición, pero sí lo tendrán por las patologías asociadas que pueden ocurrir.  Es más frecuente que las mujeres que van a piscinas presenten infecciones tanto vaginales como infección urinaria.  Esto como consecuencia de varios factores como el cambio de clima, que altera el consumo hídrico y el hábito miccional. El tipo de ropa y el llevar ropa mojada o húmeda por largo tiempo, los cambios de hábito intestinal que pueden generar estreñimiento en viajes a climas cálidos, así como las modificaciones en la vida sexual, favorecen la presencia de bacterias que penetran mas fácilmente el tracto urinario y producen los síntomas clásicos de la cistitis, como el aumento de la frecuencia urinaria, afán para orinar, sensación de no evacuar completamente la orina, ardor para orinar y en ocasiones incontinencia urinaria. De esta manera  los baños en piscinas podrían eventualmente aumentar los síntomas de incontinencia.  

En cuanto a la infección vaginal, es común que el llevar ropa húmeda o los cambios de temperatura y humedad en el ambiente generen cambios en el pH vaginal así como en el ambiente bacteriano normal que es protector para otras infecciones, y puede producir inflamación vaginal por hongos y bacterias. Esto desencadena molestia vaginal, secreción o flujo, o picazón,  lo cual a su vez puede repercutir sobre la vejiga y generar síntomas urinarios, empeorando una incontinencia urinaria.

 La incontinencia tanto de esfuerzo como de urgencia se pueden ver entonces empeoradas por los baños en piscinas a través del efecto de otras enfermedades que son consecuencia de humedad, como lo son la cistitis o inflamación de vejiga y la vaginitis o inflamación de la vagina. 

Las recomendaciones cuando se tiene incontinencia y se quiere bañar en una piscina serían: 

  • Ir al baño antes de entrar a la piscina y de manera periódica cada hora mientras se encuentra en piscina
  • Evitar excesivo consumo de líquidos para evitar el escape de orina involuntario mientras esté en la piscina
  • Si la incontinencia es asociada a los esfuerzos, evite hacerlos mientras esté en el agua para evitar así el escape de orina
  • Comer abundantes frutas y evitar el estreñimiento
  • Cambiar con frecuencia el vestido de baño
  • En caso de cistitis consultar al médico inmediatamente

 

Mauricio Plata - Urólogo