La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina que representa un problema social y de higiene. Hay varios tipos de incontinencia pero las más frecuentes son las de esfuerzo (estrés) y la de urgencia (vejiga hiperactiva). Es por eso que Plenitud cuenta con una línea de protección para adecuarse a tu nivel de incontinencia.

El tratamiento no quirúrgico que te ayuda a “entrenar”  tu vejiga requiere de lo siguiente:

●     Modificar tu estilo de vida, suspendiendo la ingesta de cafeína y alcohol.

●     Ejercicios pélvicos (ejercicios de Kegel) que contraen los músculos pélvicos para interrumpir la micción por periodos cortos.

●     Terapia comportamental (micción a intervalos en tiempos predeterminados) logrando modificar los hábitos miccionales de la paciente (reeducación de la vejiga).

De no conseguir mejoras, se llevará el tratamiento a un siguiente nivel. En el caso de la incontinencia de esfuerzo se tratará con un régimen farmacológico y/o quirúrgico, y en el caso de la incontinencia de urgencia se efectuarán métodos farmacológicos principalmente y quirúrgicos en casos graves.

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina que representa un problema social y de higiene. Hay varios tipos de incontinencia pero las más frecuentes son las de esfuerzo (estrés) y la de urgencia (vejiga hiperactiva). Es por eso que Plenitud cuenta con una línea de protección para adecuarse a tu nivel de incontinencia.

El tratamiento no quirúrgico que te ayuda a “entrenar”  tu vejiga requiere de lo siguiente:

●     Modificar tu estilo de vida, suspendiendo la ingesta de cafeína y alcohol.

●     Ejercicios pélvicos (ejercicios de Kegel) que contraen los músculos pélvicos para interrumpir la micción por periodos cortos.

●     Terapia comportamental (micción a intervalos en tiempos predeterminados) logrando modificar los hábitos miccionales de la paciente (reeducación de la vejiga).

De no conseguir mejoras, se llevará el tratamiento a un siguiente nivel. En el caso de la incontinencia de esfuerzo se tratará con un régimen farmacológico y/o quirúrgico, y en el caso de la incontinencia de urgencia se efectuarán métodos farmacológicos principalmente y quirúrgicos en casos graves.