Se ha observado cómo los pacientes de ambos sexos que sufren incontinencia urinaria tienden a evitar más la vida sexual  y a tener menor frecuencia de relaciones íntimas, lo cual guarda una directa relación con la severidad de la incontinencia urinaria.

La mejor forma para llevar una vida sexual activa cuando se sufre de incontinencia urinaria es consultar al médico. Es importante entender que si bien la incontinencia urinaria es un problema del individuo que la padece, la disfunción sexual en el hombre o la mujer, es un problema que afecta a la pareja. Es recomendable que ambos acudan a consulta.  Un manejo integral y global permitirá los mejores resultados.  En el caso de la coexistencia entre incontinencia urinaria y alteración de sexualidad, lo más importante es el tratamiento primario de la incontinencia urinaria, lo cual tendrá un claro impacto en la vida sexual del paciente, pero es probable que se requiera tratamiento para la disfunción también.

 En las mujeres, una situación frecuente es el escape asociado a la vida sexual.  Esta es una situación que se soluciona con el manejo de la incontinencia urinaria ya sea de esfuerzo o urgencia; sin embargo mientras esto ocurre, es muy importante que la mujer desocupe completamente su vejiga antes de iniciar su actividad sexual al igual que al terminar el coito.  Esto evita escapes involuntarios ocasionados por  la presión a nivel genital y del abdomen bajo que es la razón por la cual ocurre incontinencia durante la relación sexual. Identificar ciertas posiciones durante la vida sexual que generan mayor probabilidad de escape y evitarlas es una opción temporal. Existen también medicaciones que pueden ayudar a disminuir las contracciones anormales de la vejiga y otros que aumentan el tono o fuerza del esfínter urinario, lo que puede contemplarse a mayor plazo en algunos casos. Otras mujeres requerirán corrección de la incontinencia urinaria, ya sea con rehabilitación del piso pélvico o ejercicios dirigidos, o en casos más severos optar por  una cirugía de incontinencia mínimamente invasiva puede ser la mejor alternativa.