La creencia difundida de que al urólogo acudan sólo varones es una idea errónea que se origina debido a la posición anatómica del sistema urinario y los genitales externos en la mujer. Por lo que, ante la presencia de alguna enfermedad en dichas áreas se suele acudir al ginecólogo.

Las enfermedades más frecuentes en las mujeres son las infecciones del tracto urinario inferior (cistitis) y la incontinencia. Sin embargo dichas enfermedades, al ser alteraciones de la vejiga o de la uretra femenina, deben ser tratadas y/o evaluadas por un urólogo. Muchas veces estas enfermedades pueden estar involucradas con el aparato reproductor y los genitales externos; ante esta situación, la mujer debe ser atendida en forma conjunta por el ginecólogo y el urólogo.

En relación a la incontinencia urinaria, existe la Sociedad Internacional para la Continencia y Guías Prácticas respectivas de uroginecología y urología femenina, las cuales son dos subespecialidades de la ginecología y urología respectivamente. Ambos campos tratan principalmente la incontinencia, la disfunción del vaciado de orina y el prolapso del piso pélvico en mujeres. Por lo que estas alteraciones médicas, pueden ser abordadas por ginecólogos y urólogos.

Con Plenitud siente muchas más comodidad, discreción y encuentra la solución para tu nivel de incontinencia.