Lo primero que debemos hacer es:

-  Tener un diagnóstico preciso del tipo y severidad de la incontinencia: al consultarlo, tu médico podrá calificar y cuantificar el tipo y grado de incontinencia y diseñar el tratamiento que te brinde  las herramientas posibles para tu situación particular.

-  Aprende los ejercicios para tonificar los músculos: Tienen como objetivo fortalecer los componentes musculares para un mejor soporte de las estructuras pélvicas, para conseguir una oclusión o cierre de la uretra y reducir así la pérdida de orina. Es importante asesorarse para realizarlo en forma correcta y hacerlos de forma sistemática para ver resultados, ya que  aproximadamente el 50% abandona su práctica con el correr del tiempo.

-  Aprende a reeducar tu vejiga: El objetivo es condicionar los tiempos de vaciado de la vejiga en forma programada y así retrasar la micción hasta el momento oportuno. Se trata de “dominar la urgencia”.

Ahora, con esto claro, te damos algunos consejos prácticos para sacar los miedos y poder disfrutar tu sexualidad plenamente….

-  Busca posiciones que eviten comprimir el abdomen.

-  Vacia  la vejiga antes del sexo, los escapes de orina suelen ser más frecuentes con la penetración, por la presión que se ejerce sobre la vejiga.

-  Evita tomar café o té en horas previas a tener una relación sexual ya que poseen un efecto diurético.

-  Evita el cigarrillo, la nicotina ejerce un efecto contráctil sobre la vejiga, y como consecuencia incrementa el deseo de orinar.

-  No realices excesivos lavados vaginales y mucho menos con soluciones antisépticas. Lo recomendable es utilizar los productos adecuados para mantener el pH equilibrado. Los productos abrasivos generan mayor irritación e inflamación y pueden incrementar las cistitis.

-  Evita la constipación; a mayor presión abdominal, más posibilidad de tener escapes de orina.

-  Si hay dolor en la penetración, utiliza lubricantes o geles, si no son suficientes consulta a tu médico. Puede ser necesario, si estás en el climaterio, el uso de un tratamiento hormonal (generalmente aplicados localmente)  para mejorar la lubricación y  la tonicidad de la mucosa vaginal, uretral y de la vejiga.

-  Si aparecen síntomas urinarios o de cistitis después de las relaciones, probablemente tu médico te indique el mismo tratamiento que para la sequedad vaginal (tratamiento local),  para evitar las infecciones urinarias.

-  Incrementa la frecuencia de las relaciones sexuales:  Las relaciones sexuales poco frecuentes se relacionan más con los casos de cistitis agudas.

-  Habla con tu pareja de tus miedos

Consulta, aprende las estrategias, háblalo y no te pierdas de disfrutar un sexo grato, pleno y sin temores.  

Y recuerda siempre que Plenitud te ofrece una completa línea de productos que te ayudarán a sentirte más seguro en todo momento. Conócelos.