Como medidas preventivas, tenemos: 

  1. Usar protectores diarios que sean diseñados específicamente para mujeres con incontinencia leve como los de Plenitud, ya que estos absorben adecuadamente la orina (al contrario de los otros, que están diseñados para otras situaciones), y cambiarlos cada vez que sea necesario, de tal manera que la zona se mantenga seca.
  2. En lo posible, enjuagar el área genital con agua tibia luego de un episodio de incontinencia, y secar completamente.
  3. NO usar talcos o polvos ni tampoco ningún desodorante tratando de ocultar el olor. Para que no haya olor a orina debe utilizar dispositivos absorbentes adecuados para la incontinencia y cambiarlos frecuentemente.
  4. Usar ropa interior de algodón (90-100% del material de todo el panty debe ser de algodón, no solamente el “puente” o “entrepierna”)
  5. Lavar la ropa interior con jabón neutro (de coco por ejemplo)
  6. Para bañarse, no utilizar jabones en barra ni ningún jabón íntimo comercial. Solamente debe usar abundante cantidad de agua. Si ve que necesita algún jabón, debe consultar con su ginecólogo para que sea él quien le indique cuál es el más adecuado en su caso.
  7. Usar ropa que no sea apretada.
  8. No usar medias pantalón

 

En caso de que ya esté instalada la irritación: 

  1. Procurar estar el mayor tiempo posible sin ropa interior y con faldas para que no haya ningún material externo en contacto con la piel.
  2. Poner pañitos empapados con agua helada puede aliviar momentáneamente los síntomas. Secar muy bien después de esto.
  3. De ninguna manera utilizar jabón en el área.
  4. Puede utilizar cremas a base de caléndula o sábila al menos 4 veces al día. Si con esto no mejora, entonces utilizar cremas que contengan un compuesto llamado “Óxido de Zinc” (como las que se utilizan en los bebés con pañalitis). 

Si a pesar de estas medidas, continúa la irritación, debe consultar con su ginecólogo ya que puede estar sobreinfectada con hongos o bacterias.

 

Ena Victoria Ramírez Peñuela