Simplemente es el final de la etapa reproductiva ¡NO de la vida! Claro que el organismo sufre cambios tanto físicos como psíquicos pero estos no durarán para siempre y en cada persona se puede presentar de diferente manera e intensidad. Al conjunto de estos cambios se le denomina SÍNDROME CLIMATÉRICO.

Los síntomas del Climaterio son: Oleadas de calor, sudoración, dolores osteomusculares, resequedad en la piel y mucosas, resequedad vaginal, trastornos en el sueño, síntomas urinarios, dolor de cabeza, caída del cabello, palpitaciones, vértigo, irritabilidad, tendencia a la depresión, ansiedad y alteraciones en la memoria. 

Por todos estos cambios, esta etapa influye en muchos aspectos de la vida y de las relaciones de pareja, familiares o laborales de la mujer.

 Por este motivo te vamos a dar unos consejos de cómo afrontar esta nueva etapa:

 

  1. Debes saber que no es el final de tu vida. Es simplemente una etapa más. 
  1. Tener una dieta balanceada: disminuir al máximo el azúcar, los carbohidratos y las grasas, consumir alimentos ricos en calcio, consumir verduras y frutas 3 a 5 veces al día, consumir pescado por lo menos 3 veces por semana y consumir al menos 8 vasos de líquido en el día. 
  1. Hacer ejercicio: se debe hacer ejercicio moderado que sea de bajo impacto (por ej. Yoga, Tai chi, pilates, natación) 3 a 4 veces por semana. Esto disminuye el riesgo cardiovascular, hace que disminuyas de peso, aumenta la agilidad y el equilibrio y ayuda a fortalecer los huesos. 
  1. Tratar de manejar el estrés ya que éste aumenta los síntomas de la menopausia. El ejercicio que mencionábamos antes ayuda mucho en este punto ya que aumenta unas sustancias en el cerebro que se llaman endorfinas y disminuye los niveles de las hormonas que se producen por el estrés (adrenalina, noradrenalina y cortisol), también destinar un momento del día para relajarse todos los días y no consumir bebidas estimulantes como el café, el té o las gaseosas oscuras. 
  1. Suspender el cigarrillo y disminuir la ingesta de bebidas alcohólicas 

En conclusión, la menopausia es el comienzo de un nuevo periodo en el cual podemos desarrollar aspectos de nuestra vida que por el trabajo, los hijos, o el corre corre de cada día, no habíamos podido hacer. Aceptar esta nueva etapa es el primer paso para disfrutarla.

 

 Ena Victoria Ramírez Peñuela