Lo más importante es saber que no es una condición exclusivamente tuya, muchas mujeres (inclusive alguna con la que él haya estado antes) también pueden sufrir de incontinencia urinaria. No te sugestiones pensando en que necesariamente te va a ocurrir durante esa primera vez. Al contrario, debes tener confianza, mantener la calma y seguir estos pequeños consejos:

  • Suspender el tinto, las gaseosas oscuras y en general todas las bebidas gaseosas, el alcohol y los cítricos, mantener un peso normal, combatir el estreñimiento y suspender completamente el cigarrillo.

 

  • Es importante conocerte. Es decir que debes tener un “diario miccional”

 

De esa manera vas a poder prever y anticiparte a los momentos en que son más frecuentes los escapes e ir reeducando la vejiga para, en lo posible, planear el momento y el lugar de ese primer encuentro.

 

  • No tomes ningún líquido al menos 1 a 2 horas antes de tener la relación sexual.

 

  • Debes orinar antes de tener relaciones e incluso puedes oprimir un poco encima de tu hueso del pubis para tratar de vaciar completamente la vejiga.

 

  • Hacer pausas durante la relación para ir de nuevo al baño.

 

  • Tener cerca toallas, pañuelos desechables, papel higiénico.

 

  • Procurar posiciones que no presionen la vejiga, por ejemplo colocarse encima de él o en “cucharita”. También pueden tratar en la ducha, así, si a pesar de todas las medidas anteriores, tienes una pérdida, no se notará. A medida que van teniendo más encuentros, debes ir buscando cuáles son las posturas con las que te sientas más cómoda.

 

La comunicación dentro de una relación de pareja y sobre todo en la relación sexual es supremamente importante. Así que habla con él de tu condición, esto hará que la relación sea más estrecha y tengas más confianza a la hora de un encuentro íntimo.