Esto hace que se irrite fácilmente y que sea muy vulnerable a los microorganismos y a todos los agentes externos, así que debemos tener ciertas precauciones a la hora de proteger y de realizar la higiene en esta zona.

Sigue estos pequeños consejos para que la incontinencia urinaria no se convierta en un dolor de cabeza.

  1. Lo más importante es el baño diario con abundante cantidad de agua, limpiando toda la parte externa, en el interior de los pliegues. Para esto utilizar únicamente la mano y no toallas ni esponjas o guantes, porque pueden lastimar. No debes usar ningún jabón de tocador ni en barra para el área genital. Esto aumenta el pH de tu zona íntima. Es preferible NO usar ningún jabón, solamente agua abundante. Si definitivamente deseas usar jabón, debe ser recomendado por tu ginecólogo ya que es la única persona que puede decirte con certeza cuál sería el más conveniente para ti de toda la amplia variedad que existe en el mercado (si usas cualquiera puedes alterar la flora, el pH y producir mayores irritaciones e inclusive infecciones).

 

  1. Luego de un episodio de incontinencia, enjuagar con agua tibia y secar muy bien usando toallas desechables para absorber la humedad residual (o en su defecto papel higiénico que no sea de color, ni que tenga perfumes, ni que se deshaga fácilmente). Luego aplicar una crema a base de caléndula, sábila u óxido de zinc para proteger el área.

 

  1. Usar dispositivos absorbentes diseñados específicamente para la incontinencia urinaria (como los de Plenitud) y cambiarlos inmediatamente ocurra un escape.

 

  1. NO se deben utilizar Duchas Vaginales (es decir aquellas en donde el líquido se introduce hasta el fondo del conducto vaginal) a menos que las prescriba el ginecólogo.

 

  1. No usar desodorantes íntimos porque también pueden alterar la flora y producir alergias, resequedad, inclusive predisponer a las infecciones.

 

  1. En cuanto a la ropa interior, ésta debe ser solamente de algodón. No es suficiente que el “puente” o “refuerzo” (que es el área de la entrepierna) sea de algodón. TODO el panty debe ser de algodón (debes fijarte en la tirilla de la composición de la tela en donde debe decir que la composición es 90-100% algodón). Debes lavarla con jabón neutro (aquí en Colombia conseguimos jabón de coco que es el ideal). No ponerles suavizantes ni blanqueadores. Cada vez que ocurra una pérdida y el interior se humedezca, hay que cambiarlo. A penas te lo retiras debes lavarlo y enjuagarlo con abundante cantidad de agua. Luego extenderlo en un sitio donde haya muy buena ventilación (no dejarlo colgado dentro del baño porque conserva mucho tiempo la humedad).